grupos de lactancia

Grupos de lactancia: mi tribu

La primera vez que escuché que existían los grupos de lactancia, no me vi reconocida en ellos. Me imaginaba a un montón de mujeres, con las tetis al aire y hablando a la vez. Y yo, otra cosa no, pero para mis tetis soy muy reservada. Así que sencillamente decidí que no asistiría. Ese pensamiento lo tuve en la primera visita con la comadrona; más adelante cambié completamente de opinión y ahora estoy encantada de formar parte de uno de esos grupos de lactancia. Seguir leyendo “Grupos de lactancia: mi tribu”

Ayuda con la lactancia materna

Ayuda con la lactancia materna

Cuando me quedé embarazada de Manuel, busqué ayuda con la lactancia materna. Tenía claro que quería darle pecho e hice todo lo que estaba en mi mano para que cuando llegara el momento poder hacerlo lo mejor posible. ¡Y lo conseguí! También tengo que decir que si finalmente no hubiese podido darle pecho, no habría pasado nada. Pues biberón y listo. Pero me alegro de haber encontrado blogs y webs que me han ayudado en todo este proceso. Estos son los cinco blogs/ páginas web que más me han ayudado (y me siguen ayudando) a conseguir mi propósito.

Seguir leyendo “Ayuda con la lactancia materna”

mission wraps

Sello de calidad Mission Wraps

Cuando desde Madresfera me indicaron que había sido una de las escogidas para probar los panes planos (más conocidos como wraps) de Mission Wraps, ya me puse a idear recetas sanas y, sobre todo, muy rápidas. Desde que llegó Manuel no tengo mucho tiempo para cocinar, así que muchas veces pasamos con cualquier cosa (normalmente nada saludable) y con platos precocinados. 

A los pocos días ya tenía en casa las tres variedades de Mission Wraps: Original, Multigrain y Spelt&Oat. Para esta receta he escogido el Multigrain, pero os aseguro que todos los panes están buenísimos. ¡Espero que os guste mi receta!

Seguir leyendo “Sello de calidad Mission Wraps”

1 año como bloguera

1 año de bloguera

Hoy hace un año que empecé este blog. Un año ya. Ha pasado muy rápido. Demasiado. Parece que ayer escribía este post de bienvenida y hoy, 365 días después, escribo rápidamente este antes de que Manuel se despierte de su sueño y tenga que dejar de lado la inspiración.

Durante este año he hablado mucho sobre embarazo, sobre mi pequeño Manuel y de la maternidad en general. He tenido momentos de bajón donde quería dejarlo todo y momentos donde solo he querido escribir sobre todo lo que me estaba pasando. 

Seguir leyendo “1 año de bloguera”

La decisión es mía

Anna, dejame criar a mi hijo como yo quiera

Se dice que en un blog no se puede hablar ni de religión ni de política. Y no voy a hablar de política porque ni yo misma sé muy bien como funciona el mundo, pero sí sobre un titular que ha dado Anna Gabriel (me da igual del partido político que sea) que ha dicho exactamente que le satisfaría la idea de “formar parte de un grupo de personas que decidiesen tener hijos e hijas en común, en colectivo.

Por lo poco que sé de esta señora, no tiene hijos. Esto se asemeja al hombre que dice que el parto no duele tanto, que es peor un dolor de muelas (esto es verídico, que me ha pasado). Por mucha educadora social que sea la señora, profesora y estudios que tenga, no sabes exactamente que vas a sentir hasta que tienes un hijo. Yo también era diferente antes de ser madre y ahora me doy cuenta de que defiendo a mi niño ante todo. Y sí, es mío. Mío y de mi pareja. Y punto.

Seguir leyendo “Anna, dejame criar a mi hijo como yo quiera”

Mi felicidad eres tu

Soy feliz cuando…

  • Soy feliz cuando despierto por las mañanas y me encuentro que me regalas sonrisas. Y últimamente carcajadas.
  • Soy feliz cuando veo que cada día descubres algo nuevo. Ahora has descubierto que tienes manos ¡y como te gusta mirarlas y chupetearlas!
  • Soy feliz cuando nuestra rutina nos hace feliz a los dos. No necesitamos más, solo saber que viene después y disfrutarlo. Aunque ese después solo signifique sentarnos a conocernos.
  • Soy feliz cuando veo que cada día estás más regordete, que nuestra lactancia está siendo buena y estamos disfrutando los dos. Para mi era muy importante.
  • Soy feliz cuando veo que por fin te has dormido, que caes rendido cada noche. Te quiero mucho, pero también necesito descansar. 

Seguir leyendo “Soy feliz cuando…”