33 semanas de embarazo

Empieza el dolor de pelvis

¿Me puedo quejar un poquito (más) en mis 33 semanas de embarazo? Si alguien me pregunta como ha sido esta semana solo tendría una palabra: cansada. Lo de no dormir por las noches me está pasando factura y poco a poco noto que me quedo sin fuerzas. Sé que es temporal, que igual esta noche duermo la mar de bien y ya está, pero aún así, hay días que no puedo más. Y acabo de fijarme que en la semana 32 también me quejaba del cansancio. Espero que pronto se pase y escriba un post sobre lo bien que estoy. 

33 SEMANAS DE EMBARAZO ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

  • El bebé ya pesa más o menos unos dos kilos. Y esta semana podemos decir que se parece a una piña :)
  • Mide 43 centímetros. Ya está menos arrugadito y por el peso y las medidas cada vez más se parece al bebé que nacerá en unas semanas. 
  • Sus huesos se están endureciendo, menos los de la cabecita que siguen blandos para poder pasar por el canal de parto. Es más, hasta los 9 meses de su nacimiento no se empezarán a endurecer del todo.
  • ¿Ya tienes a tu bebé colocado? Cada vez queda menos espacio y tiempo para que se de la vuelta y se coloque correctamente.
  • Sobre esta semana se realiza la analítica del tercer trimestre para comprobar que todo sigue igual de bien.

Yo tengo analítica el miércoles y espero que todo salga bien. Al ir por privado, será una analítica un poco más completa y la verdad es que tengo ganas de que me faciliten los resultados. Cuando comenté en el blog el tema del síndrome de las piernas inquietas, muchas de vosotras me dijisteis que podía ser falta de hierro. Y como cada vez está más cerca el parto, quiero ir con todas las fuerzas necesarias para poder hacerlo bien.

Aparte del cansancio, también podría hablar de mis ganas de comer. No sé si a ti también te pasa, pero podría estar comiendo a todas horas y no cansarme. Y sé que no es hambre “real”; a la hora de la comida no me pongo mucha cantidad, pero luego puedo comer galletas, chocolate, zumos, dulces… Es decir, guarrerías varias que no le van bien ni a mi peso ni a mi salud. ¡Pero no puedo evitarlo! Y señoras, en estas 33 semanas de embarazo llevo 15 kilos, que se dice pronto pero ahí están, vamos a ver luego como me los quito.

Y ya por último en mi lista de quejas llega el dolor de pelvis. No es un dolor fuerte ni intenso, lo describiría más bien como constante. Nos explicó la comadrona que esto es porque el bebé está colocando su cabecita y se encaja. Me pasa al andar sobre todo. Aunque tengo que decir que no es un dolor desagradable; sé que todo está bien y el dolorcito es hasta tranquilizador. Además me he fijado que ya no me molesta tanto la zona de las costillas, ya que todo el volumen está bajando hacía la zona inferior. 

He releído el post y queda un poco tristón y quejica, pero es como me siento y así se queda. La semana que entra seguro que estoy mucho mejor. Por cierto, que ya he dejado de ir a la oficina, así que un punto (o mil) a favor para empezar a descansar.

¿Tu como llevas tus semanas? ¿También te sientes muy cansada? ¿Algún truco para esos antojos tan peculiares?

10 comentarios en “Empieza el dolor de pelvis

  1. Venga que ya nos queda poquito!!! Yo entro hoy en la semana 35 y por suerte la última analítica y prueba de la glucosa salieron bien. Y en la última eco que me la hice el jueves el peque ya pesa 2,500, asín que de momento contenta, esperando que pasen ya estas semanas. Por lo que respecta al cansancio tengo días de todo, aunque es cierto que es rara la noche que no me duerma en el sofá antes de pillar la cama.
    Y respecto a la comida en este último trimestre a mi también me pasa el querer comer cosas dulces y porquerías, aunque intento controlarme, de momento llevo 12 kilos….ya veremos como acabamos.

    1. ¡Ya nos queda nada Erika! Hay que pasar como sea estas semanitas y ya tendremos a nuestros bebés con nosotras. Y dejar de comer guarrerías jiji ¡Un abrazo!

  2. Hola Arantxa, a mí me pasa prácticamente lo mismo. Siento todo el peso en la parte baja y en muchas ocasiones no llegó a tiempo al servicio, vaya, ya me entiendes. Yo llevo ya los 20 kg y estaría comiendo constantemente. Las noches están siendo una pesadilla. Me da patadas y más patadas y nunca está contento con la posición. Por supuesto por las mañanas soy un zombie…
    Esta semana entro en la 34. Un besote fuerte.

    1. Rosario, vamos a la par, yo hoy entro en la 34. El mío tiene días de todo; de no para de moverse o de estarse quietecito. Es normal estar estas semanas cansadas ¡pero nosotras podemos! Y sobre los kilos… no hablo mucho jiji ¡Un abrazo!

  3. Jejeje. Bienvenida al mundo de las nueces de California! El peso del bebé es el que hace que la pelvis te moleste y eso unido a la acción de la relaxina (que es una hormona que relaja los ligamentos para ensanchar el canal del parto) es ya un ‘apaga y vámonos’.

    Lo del hierro yo creo que no nos libramos ninguna. Y ya te digo: si me salto una toma (por lo que sea, generalmente olvidos) esa noche estoy con las piernas saltimbanquis.

    Un abrazo :)

    1. Seguro que cuando vaya a por los resultados la semana que viene me dicen algo del hierro… Además me noto más flojita, será por eso. Por ahora, me he tomado esta semana para descansar y reponerme. ¡Que nos olvidamos a veces que llevamos una barrigota bien grande!

      Espero que tu estés bien :) ¡Un abrazo!

  4. Guapa! Yo también estaba muy cansada al final del embarazo. Es normal y se pasará pronto. El dolor en la pelvis también lo senti a pesar de que la peque estaba de culo… Lo de querer comer guarrerias en vez de comida sana también me pasó. El dulce siempre ha sido mi perdicion pero esas ultimas semanas, era exagerado! Mucho animo! Ya queda menos para conocer al peque!un beso!

    1. Aquí estoy, comiéndome una piruleta después de haberme hinchado a doritos… O me controlo, o llego rodando al parto jeje. ¡Ya queda nada! ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *