conciliar la vida familiar y laboral

¿Conciliamos o elegimos?

No podemos parar de hablar de conciliar. Tenemos claro que conciliar la vida familiar y laboral es complicado pero no sabemos como ponerle solución, que es necesario hacer o cambiar para poder tener ese ansiado mundo en el que sea posible tener un buen trabajo y disfrutar de tus hijos. O igual sí sabemos cómo hacerlo, pero intuimos que será imposible, que solo algunos afortunados pueden conciliar. ¿O es cuestión de elegir? 

Cuando Manu y yo decidimos que queriamos ser padres, tuvimos que tomar muchas decisiones. Aunque ahora que lo pienso, casi todas las decisiones me incumbian a mi. Él solo debía mantener el trabajo, intentar ascender, cobrar un poquito más… 

En cambio, yo dejé mi trabajo incluso antes de quedarme embarazada. Había empezado de teleoperadora en una empresa y en menos de un año estaba llevando el departamento de franquicias. Trabajaba lejos de casa, bastantes horas al día. Y empezaba a viajar. Viajes cortos, dos, tres, cuatro días. Pero aquello iba a más. Así que pensamos que si me quería quedar embarazada, vivir mi embarazo al 100% juntos y no estar de un lado para otro, debía parar el tren. Y lo paré. Elegí ser madre al completo. Sí, fue una elección.

CONCILIAR LA VIDA FAMILIAR Y LABORAL

Igual si hubiese seguido en el trabajo a los dos meses me habrían echado. O ahora tendría un buen puesto. O puede… Ahora todo son conjeturas. Estoy feliz con mi decisión. Y eso es lo que cuenta para mi.

A los tres meses de embarazo encontré un trabajo más tranquilo, en una oficina cerca de casa y con un buen horario. Dije que estaba embarazada y aún así me cogieron. Y mi superior es un hombre. ¿Empieza por aquí conciliar? ¿Que un hombre decida o no coger a una embarazada? Seguí trabajando hasta 20 días antes de dar a luz y ahora, seis meses después, me han vuelto a llamar de la misma oficina. Hemos hablado de incorporarme más adelante, con un horario adaptado al pequeño y a mi misma, para poder seguir disfrutando de mi maternidad y con un trabajo que es tan necesario.

El otro día una compañera del mundo 2.0 decía que más que conciliar, es elegir. Y aunque estoy de acuerdo con ella, creo que es muy triste. Es triste tener que elegir, que en pleno siglo XXI debas escoger entre ser profesional o ser madre. O ser las dos cosas a medias.

¿Tienes facilidad para conciliar la vida familiar y laboral? ¿Has tenido que elegir alguna vez?

10 comentarios en “¿Conciliamos o elegimos?

    1. El problema es que ahora no veo lucha (y yo me incluyo la primera). Estamos acostumbrados a esto y esto es lo que hay. Esperemos que nuestros hijos vivan otros tiempos. ¡Un abrazo!

  1. Aixx, pues espero que así sea y puedas tener un horario que os vaya bien a todos y puedas conciliar tu vida laboral y tu vida personal. Y es que yo he tenido que elegir. Es lo que hay. Cuando me quedé embarazada soñaba con la posibilidad de tener una excedencia, pero pobre de mi, a los tres meses, a mi marido le dijeron qeu “chao pescao” (al final fueron 6 meses de ahora te echo, ahora no y así sucesivamente hasta que lo despidieron). Tuve que ponerme a trabajar después de juntar: Baja maternal + vacaciones + lactancia y así estar el mayor tiempo posible con mi pequeña.
    Cuando volví al trabajo me ofrecieron una oportunidad mejor y viendo el panorama que se nos venía encima lo elegí, porque tendríamos más dinerito a final de mes, porque podríamos dormir tranquilos y porque al final, la peque tenía a su padre con ella.
    Quise elegir quedarme con ella. Quise hacerlo. Pero ¿realmente podía? A día de hoy me lo pregunto y estoy triste por haberme tenido que perder algunas “primeras veces”.
    Saludos

    1. Claro, no siempre se trata de elegir quedarse en casa como la mejor opción. Para nuestros sentimientos, sí. Pero tal y como tu dices, también hay que poder vivir, dormir tranquilamente y darle un buen presente y futuro a nuestros pequeños que es igual de importante. Seguro segurísimo que hiciste bien Patri. Yo también elegiría cualquier trabajo si fuera necesario (y lo es, pero nos hemos quitado de mil cosas para poder quedarme el primer año). ¡Un abrazo!

  2. Siempre me pregunto lo mismo, que es mejor, acá o allá, cuando estoy con ellos se que debo trabajar cuando estoy trabajando se que quiero ir a casa, nada es perfecto ni fácil, cada uno debe ver que es lo mejor en su caso particular, lo difícil es tener que someterse a las decisiones de los demás, que no te respeten en tus derechos a trabajar, a decidir

    1. Todas las decisiones son difíciles. Yo ahora mismo pienso igual tendría que trabajar… Y seguro que si estoy trabajado diría que no, que lo mejor es estar con el peque. Cada caso es único. ¡Un abrazo!

  3. Yo tuve la suerte de poder elegir, hicimos cuentas y quitando de aquí y de allí vimos que era viable y en mi caso decidí quedarme con mi hijo y hacer trabajillos desde casa, como recados, fotocopias, cuentas, etc para la empresa familiar, sin sueldo en realidad, pero ayudando a mi marido a terminar antes su jornada laboral, así que por hacer la gracia me ingresan 200€ al mes en mi cuenta que eliminan de su sueldo XD. Total, que ganamos 1 sueldo entre los dos. A veces participo en campañas de marketing y gano bastantes productos para el hogar y de alimentación, parece que no, pero es un ahorro y una distracción.
    Empecé por un año, que pasó volando, repetimos cuentas y decidimos que fueran dos, pero estoy enganchada a esta vida, dura y agotadora, pero tremendamente divertida y feliz, soy adicta a los niños, sobre todo, al mío!

    Seré sincera, no es fácil, porque he renunciado a otras cosas, no solo a un sueldo de verdad, sino a la vidilla que me daba el curro, las compañeras, los retos, me gustaba mucho trabajar y lo hecho de menos a veces, pero he aprendido a hacer muchas cosas mientras estoy con el peque, no todo va a ser ama de casa y madre, ¿no?.

    1. Claro, me encanta tu filosofía. Estoy segura de que aprendemos un montón de cosas estando en casa. Y no solo cosas físicas sino a tener paciencia, a saber escuchar, saber esperar… Seguro que en un futuro nos irá genial en nuestro trabajo (volveremos a la vida laboral, algún día…) ¡Un abrazo!

  4. Yo de momento después de incorporarme de la baja maternal me han puesto un horario adaptado a mis 2 peques y trabajo por las mañanas que es cuando tengo facilidades para dejar al chiquitín pero se que este horario no será siempre asín y quizás en unos meses tenga que volver hacer el horario de tardes. Pero de momento pienso en disfrutar cuando estoy con ellos y cuando toque ya se verá….pero cuesta mucho conciliar porque ahora mismo he tenido que renunciar hacer jornada completa y hacer media jornada

    1. Y tenemos que dar gracias (muchas gracias) por poder hacer horarios adaptados a ellos. Lo veo un poco injusto, creo que trabajamos incluso mejor si sabemos que nuestros peques están bien y podemos compartir tiempo con ellos. En fin, esta sociedad… ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *