destete lactancia Maternidad Continuum

Hoy hablamos del DESTETE

Todas las que queremos dar el pecho o las madres que ya dan el pecho se encuentran en la tesitura del destete. En algún momento tiene que llegar pero… ¿Quién lo decide? ¿El pequeño o yo? ¿Hay algún momento ideal? ¿Que hacemos si el destete es obligado por el trabajo? A todas estas preguntas nos responde Pilar de Maternidad Continuum. Y aprovecho desde aquí para darle la enhorabuena por el premio ganado de Madresfera. ¡Todo esfuerzo tiene su recompensa! Te dejo con Pilar:

Me llamo Pilar Martínez, soy farmacéutica, asesora de lactancia, IBCLC y mamá de dos niñas. Cuando tuve a mi primera hija mi vida cambió por completo. Muchas cosas que yo creía inamovibles empezaron a tambalearse, lo que estaba arriba se puso abajo y lo que estaba abajo se puso arriba.

En los inicios de mi maternidad, me sentí perdida, asustada, nerviosa, agobiada…y muy sola.

Hace ya casi siete años, me decidí por fin y abrí mi blog Maternidad Continuum que es casi mi tercer hijo.

Quiero ayudar a las madres que se sientan tan abrumadas como yo me sentí al convertirme en madre. Quiero ayudar a resolver sus dudas y a aumentar su confianza como mamás mamíferas que son. Quiero ofrecer mi mano para acompañarlas en sus crisis existenciales y no quiero que se sientan solas en su maternidad.

Creo profundamente en el respeto hacia las personas, tanto en el trato diario como en la forma de criar a nuestros hijos. Pienso que nuestra forma de tratarlos, puede ayudar a cambiar la sociedad.

1. Pilar, descríbeme en tres palabras tu vida como madre.

Amor, felicidad y organización ;)

2. Tenía muchas ganas de hablar de este tema que aún no se había tocado en el blog: el destete. Explícanos en que consiste.

Destetar significa dejar de dar el pecho a un bebé o niño. Puede ser destete parcial si sólo estamos dejando algunas tomas del pecho (como cuando volvemos al trabajo tras la baja maternal o el destete nocturno) o destete total que es cuando eliminamos por completo las tomas de pecho.

3. El destete es algo que tememos todas las madres que vamos o estamos dando el pecho. ¿Se puede destetar sin sufrimiento ni para el niño ni para la madre?

Claro que se puede. Se necesita mucha paciencia, empatía y cariño, pero se puede.

4. ¿Hay una edad recomendada o natural para que el destete o este se puede hacer cuando la madre desee?

La Organización Mundial de la Salud recomienda dar el pecho en exclusiva durante seis meses y combinado con otros alimentos durante al menos dos años. y a partir de eses momento continuar hasta que la madre y el niño quieran. Por tanto no hay ninguna recomendada para el destete. Esa es una decisión que debe tomar cada madre y cada niño en función de sus necesidades y sus deseos.

5. Hace unas semanas hablábamos de la lactancia prolongada ¿influye de algún modo el éxito del destete con los meses en los que se da de mamar?

No exactamente. Sí que es cierto que hay unos meses en los que será más sencillo el destete si nos enfrentamos a él, pero no depende de los meses que haya durado la lactancia… más bien, depende de la maduración del bebé.

6. ¿Qué significa para ti destetar de forma respetuosa?

Para mi, destete respetuoso es el que se efectúa respetando las necesidades tanto de la madre como del bebé. Un bebé que no quiere seguir mamando no debería ser obligado a hacerlo… e igualmente, una madre que no quiere seguir amamantando, que no es feliz haciéndolo y que se siente mal, debería pensar en dejarlo porque se supone que la lactancia es algo satisfactorio.

 7. Y ya por último, ¿algún consejo básico para poder destetar sin traumas ni para el niño ni para la madre?

Como decía hace falta mucha paciencia y cariño. Si es la madre la que quiere destetar debe tener en cuenta que el niño puede estar mucho más demandante de cariño, ya que el pecho no es sólo alimento y que es conveniente que esté muy pendiente de él para que no sienta que ha perdido el amor de mamá.

En cuanto a trucos prácticos a veces funciona la distracción, el ofrecer alimentos o agua en lugar del pecho, ir acortando las tomas poco a poco, etc.


Como nos explica Pilar, el destete respetuoso tanto para la madre como para el bebé es la mejor forma de entrar en una nueva etapa. Aún está muy lejos ese momento para mi, pero estoy segura de que la paciencia y pensar en lo mejor tanto para el pequeño como para mi, será la solución ideal.

¿Cómo llevaste tu el destete? ¿Y tu pequeño o pequeña? ¿Algún truco para superar esta etapa de forma satisfactoria?

8 comentarios en “Hoy hablamos del DESTETE

  1. Justo estoy en ello, haciendo caso a mi instinto he elegido un destete lento y progresivo. Mi técnica mas acertada es la distracción, mientras está fuera con otros niños ni me mira, juega feliz, 22 meses de lactancia donde ya hace 3-4 tomas estupendas que para nada me hacen desear un destete total, cada vez se distrae mas, es muy autónomo y veo que él mismo irá reduciendo tomas, así que elegí un destete cómodo y es lo que me funciona. Ya metí la pata queriendo forzar las cosas y fue a peor, ahora estamos genial de nuevo.

    1. Coincido contigo en que creo que es lo mejor. Y aún no he tenido ni al bebé, pero creo que cualquier decisión tomada desde el respeto por ambos, siempre será la más beneficiosa. ¡Que todo vaya genial en el destete! :) ¡Un abrazo!

  2. una gran entrevista. Yo ahora me enfrento a esas personas que me preguntan cuándo destetaré y es que la peque solo tiene 19 meses, pero ya se sabe que no se ve con buenos ojos que sigan mamando a partir del año. Y, exceptuando algún momento de agobio, es que mi teti y la peque tienen una relación muy especial y no estoy preparada para romper ese vínculo, aunque sí reconozco que a veces la peque me coge el pecho para 2 minutos. Como una especie de chupito entre juego y juego y le intento dar agua, o distraerla, pero no hay manera, se pone frenética si cuando coge la camiseta o el vestido y tira y yo no le dejo que la teta salga. Y ahí me surge la duda sobre lo qué puedo hacer para quitarle “esa manía” del chupito. Ella siempre mama después de cada comida (el fin de semana), para dormir la siesta (si está mamá) y para dormir por la noche (siempre). Pero entre horas es bastante demandante.
    MUAS!

    1. Estoy segura de que quien más conoce a la peque (y a su teti jeje) eres tu, así que seguro que poco a poco consigues una buena solución para ti y para la peque. Y sobre lo que dice la gente… ¡menos mal que hablar es gratis! Sino que ruina ;) ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *