Hoy hablamos de LACTANCIA PROLONGADA

Estrenamos las entrevistas en este año 2016 con Sonia, de Animalitostuyyo. Sonia nos va  hablar de un tema muy interesante y un poco críticado (¿porque no decirlo?) en nuestra sociedad actual: la lactancia prolongada. Os dejo con ella.

entrevista-lactancia-prolongada

Soy Sonia, 37 años y mamá primeriza de Rosquis, de casi 2 años. Estudié periodismo, pero actualmente no ejerzo y soy blogger de cine desde hace 10 años en Facesonthebox, y de maternidad en Animalitostuyyo, desde hace un año.

1. Sonia, descríbeme en tres palabras tu vida como madre.

Mi vida como madre es una lucha continua: por sacar adelante a mi hijo siendo primeriza; por oponerme a las críticas y por intentar no volverme loca en el intento (risas),

2. Te queda poco tiempo (unos días) para entrar en la llamada lactancia prolongada. Explícanos que significa este concepto.

No me gusta mucho llamarla “lactancia prolongada”, sino más bien lactancia por encima de los dos años o en niños que ya no son bebés.

3. ¿Cómo lo llevas? ¿Estás contenta con tu decisión?

Estoy contenta porque no ha sido algo buscado. Cuando estaba en el embarazo, informándome y leyendo sobre la lactancia, pensaba que, como mucho, llegaría a los 6 meses de lactancia y ya esta semana vamos a cumplir 24 meses y que, pese a las dificultades (crisis de lactancia, mordiscos, cansancio, comentarios del entorno…) hemos llegado hasta aquí y somos bien felices.

4. ¿Sigue siendo lactancia a demanda o tienes un momento fijo del día para darle pecho a tu pequeño?

Al principio, de recién nacido hasta los 3 meses se pasaba el día “colgado” de la teta literalmente, ya con 3 meses empezó a hacer tomas más cortas, pero hacía muchas tomas hasta los 15 meses o así. A partir de entonces, empezó a espaciar las tomas y a reducirlas. Ahora toma teta en tres momentos puntuales del día  y ya, desde los 18 meses, no toma pecho por la noche.

5. ¿Te has encontrado con críticas de tu alrededor por haber querido alargar la lactancia materna o cuentas con su apoyo?

Es curioso que encontré más oposición en mi entorno respecto a la lactancia durante el primer año; a partir de ahí, pienso que empezaron a asumir que iba para largo, y es que a la lactancia no se le puede poner fecha de caducidad. Este último año me ha sido mucho más fácil y ya puedo decir que, por fin, cuento con el apoyo incondicional de mi familia.

6. ¿Tienes pensado en que momento vas a dejar de darle pecho al pequeño o es algo que dejas que surja con el tiempo?

A estas alturas del partido creo que va a ser él el que realice el destete progresivo, de hecho, como te comentaba, sólo toma teta en momentos puntuales del día.

7. Por último, para todas las madres que están dudando si seguir dando pecho o no, explícanos las ventajas y desventajas de la lactancia prolongada.

Yo tengo muy claro que es un sí en mayúsculas a la lactancia, que no me arrepiento de nada en estos casi 24 meses, que es lo mejor para el bebé y para la madre, pues aparte de ser alimento y consuelo, es mucho más, está lleno de momentos mágicos. Aunque comprendo que no todos los casos son iguales. Si alguna no se siente bien dando el pecho (bien por enfermedad o por agitación en el amamantamiento, por un nuevo embarazo o por el motivo que sea) yo lo respeto y si me piden ayuda, haré todo lo posible para ayudar. ¿Y sabéis por qué? Pues porque algún día me gustaría ser asesora de lactancia, es una necesidad que me ha surgido con fuerza en este último año.

Muchas gracias Arantxa, por darme la oportunidad de poder hablar de mi lactancia, ante tantas madres que para mí tienen mucho mérito, pues llevan lactancias en tándem, lactancias durante el embarazo, lactancias de gemelos, lactancias compatibilizadas con el trabajo fuera de casa, y las que llevan muchos años “dando teta” a su pequeños. La lactancia es una experiencia que cambia vidas y pensamientos, de hecho, voy a apelar a la historia de mi familia: mi madre, que no me dio el pecho, me dijo algo que me marcó profundamente: “Si volviera a ser madre, apostaría por darte la teta”. En cambio, mi madre fue como Rosquis, llegó hasta los 2 años (o más) en el pecho de mi abuela.


¡Que bonito empezar el año leyendo estas experiencias! Como sabes, yo también tengo pensado darle el pecho a Manuel y todas estas pequeñas grandes historias me hacen creer que va a ser posible. Aunque yo pienso como Sonia al principio… 6 meses y ya veremos. ¡Gracias Sonia! ¡Un placer tenerte por aquí!

¿Que opinas de la lactancia prolongada? ¿Crees que es beneficiosa o puede conllevar algún tipo de dependencia en el pequeño? ¡Cuéntanos tu también tu experiencia!

Si quieres leer el resto de entrevistas, aquí tienes un resumen ;)

26 comentarios en “Hoy hablamos de LACTANCIA PROLONGADA

    1. Tienes razón. Y algunos comentarios pueden llegar a ser hasta ofensivos. Yo por ahora no sé como irá, pero sin tener al bebé ya hay gente que ha opinado/ sentenciado lo que piensa. Lo mejor es respetar y que cada madre haga lo que mejor le parezca, tanto para el peque como para ella. ¡Un abrazo!

    2. A mí lo que me fue mejor en mi familia fue decirles que estaríamos hasta que él y yo quisiéramos y con la gente de fuera, ya paso. Tengo una amiga con la que no podemos estar más en desacuerdo y ya ni hablamos del tema para no discutirnos. No entiendo estos prejuicios…Besitos!

  1. Que interesante la entrevista. Yo no me pongo fecha a lo de dar pecho.Me encantaria que fuera para largo…pero nunca se sabe como va a ir a la cosa.Si que tengo claro que intentaré (cosa dificil) hacer oidos sordos a comentarios del tipo, “es muy grande!deja de darle teta!” Eso es cosa mia y de mi peque. A ver como evoluciona el tema! :)

    1. Ay los comentarios… Yo siempre digo que intentaré pasar, pero sé que me costará. Tanto del tema lactancia como otros temas del peque. ¿Porque siempre queremos opinar de todo? Y sobre todo en temas tan exclusivos que solo incumben a la madre y al peque… ¡Espero que te vaya genial y puedas hacer oídos sordos a esos comentarios! ¡Un abrazo!

  2. Las mias no fueron muy prolongadas porque ellos mismos se soltaron, aun asi en 9 meses escuche de todo, sobretodo con el primero… Mi propia suegra estaba deseando verle con el biberon enganchado. Me costó mucho que respetaran mi lactacia excepto mi madre que me apoyaba 100% y mi marido. Si por mi hubiese sido estarian todavia tomando pecho me dio mucha pena que se soltaran. Un beso y a seguir lactando

    1. En estos temas hay que confiar en una misma y en el pequeño. Sois vosotros mismos los que sabéis lo mejor para uno y para el otro. Y las críticas… por desgracia, es muy fácil hablar sin conocimiento. ¡Un abrazo!

    2. Yo el primer año tuve que oír de todo por parte de mi familia, incluso una amiga de mi suegra me hizo el típico comentario de “¿ pero con 8 meses aún toma teta?” Y lo dijo despectivamente. A mí me molestaban un poco este tipo de comentarios, con el tiempo aprendes a ponerte la coraza, confiar en tu instinto y pasar de lo que dirán. Besitos!

      1. Exactamente. Confiar en ti misma. La lactancia es dura y quien se piense que es un camino de rosas se equivoca. Implica dedicacion y esfuerzo y muchas veces impotencia. Lo peor la gente de la “generacion” de nuestros padres. La mayoria de nosotros nos criamos con leche de formula porqur empezaba a estar de moda y no hacian nada de incapie en mas lactancias. Mi madre sentia un poco de frustracion por no habernos dado pecho y por eso su impetú. Disfrutaba a la par mia. Hay que pasar de la gente y hacer lo que creamos lo mejor para nosotros y los peques. Ya escribí sobre la sabidura popular… De todo se opina!!! Para las primerizas.. Fuerza y mucha confianza en vosotras mismas.

        1. La generación de nuestros padres pensaba o les hacían creer que la leche de fórmula era la panacea y por eso, nos criaron con biberón. Por ello, hay que desterrar mitos falsos de la lactancia materna que a esa generación les hicieron creer. A mi madre, por ejemplo, le ha costado un año o más aceptar y entender nuestra lactancia.

  3. En mi blog ya habéis leído mis experiencias variopintas con la lactancia, y sólo puedo añadir que os dejéis guiar por vuestro instinto (animal) y que todo fluya hasta que una de las dos partes, madre o criatura, se canse. Es algo que hay que disfrutar porqué trae momentos preciosos, pero también hay baches y para superarlos lo mejor es la información y cuanto antes os preparéis mejor. Informarse durante el embarazo de cual debe ser la postura correcta ayuda mucho al inicio, o saber que existen las crisis de crecimiento eliminan el falso mito de “ya no tengo suficiente leche”.

    1. Muchas gracias por tus consejos, Belén. Desde luego, creo que hay que informarse lo máximo posible y hacer caso a tu instinto, olvidando nuestro alrededor. ¡Un abrazo fuerte!

  4. Hola guapi!! genial entrevista a Sonia.
    Yo llevo 18 meses de feliz lactancia con la peque. Pero ya me han preguntado varias veces, sobre todo estas navidades, qué cuando la iba a destetar.
    La peque está enganchada a la teta cuando quiere dormir, tomarse un chupito de leche, antes que de agua, cuando llora desconsoladamente o cuando tiene hambre y la comida tarda en llegar, pero ella come de todo. Duerme estupendamente, crece y engorda como cualquier niño y creo que a veces se juzga demasiado a la ligera.
    Pienso que cada madre tiene el poder de decidir qué es lo mejor para ella y para el bebé. Porque no todas las personas pueden y quieren dar el pecho, pero no por eso son mejores o peores madres, hay que ver las circunstancias de cada una. Por aquí te digo que ni me planteo, por ahora, quitarle el pecho y lo mejor de todo es saber que cuando yo estoy trabajando ella no lo echa de menos, sabe que mami y la teti no están y espera pacientemente hasta que llego.
    Feliz año nuevo!!!

    MUAS!

    1. ¡Que bonita tu experiencia! Y seguimos con los comentarios ¿De verdad todo el mundo opina? Que mal lo voy a pasar, tanto en este tema como en todos los relacionados con el peque. Y enhorabuena por tu decisión, también hay que tener un punto de valentía para hacer lo que quieres sin que te importen los comentarios. ¡Un abrazo fuerte y feliz año guapa!

  5. Nosotras llevamos 3 años y 9 meses aunque nuestra lactancia ya está llegando a su fin. Se pasa días sin pedir y el día que se acuerda mama varias veces y luego otra vez pasan unos días… Por una parte me da pena pero por otra, últimamente empezaba a molestarme cuando mamaba, me hacía daño, así que como todo tiene un fin…creo que el nuestro ya ha llegado.
    Muy orgullosa por el tiempo que hemos compartido, por haber ignorado a tantas malas lenguas y por haber hecho la lactancia un poco más visible.
    Un abrazo

    1. Ostras, ¡lo tuyo tiene mérito! Pero como tu dices, todo tiene un fin y seguro que habéis disfrutado muchísimo todo este tiempo. ¡Un abrazo fuerte!

  6. Preciosa entrevista. Nosotros estamos casi, casi en ese punto porque mi enano va a cumplir 2 años dentro de un mes y medio. Y, la verdad, no veo el momento del destete… Je,je,je. Ni me parece necesario, ni me apetece. De hecho me da una pereza pensarlo… Solo le veo ventajas ahora mismo. Con lo que nos costó el incio… Ahora es súper cómodo, no son muchas veces al día (mañana y noche normalmente aunque también tardes, sobre todo los fines de semana) aunque ahora pide más cada vez jajaja. Además es súper madrugador y así me deja estar en posición horizontal un ratillo más. Je,je.

    Un beso

    1. Cada lactancia es única y lo importante es que tanto como el peque como tu disfrutéis de ese momento. Y si en este caso es así, pues palante’. Vosotros ponéis fecha (o no jeje). ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *