DÍAS PARA OLVIDAR

Esos días…

Esos días en que todo sale mal. El niño no come, no duerme, tu tienes fiebre y un catarrazo que no puedes con tu cuerpo. Levantas la voz, te arrepientes. Dices cosas feas, te arrepientes aún más. Pones esa voz que sabes que al peque no le gusta y en un momento de lucidez te dices a ti misma ¡para! Luego llega la noche, el peque durmiendo, tu acurrucada en el sofá, con una pena y una culpabilidad encima que pesan mucho. Demasiado. ¿Te suena esta escena?

Hace algunos días te hablé de la culpabilidad a la hora de criar un hijo. Todas lo intentamos hacer de la mejor forma posible, estoy segura, pero todas somos personas. Y nos equivocamos. Y volvemos a empezar.

Parece que en el blog últimamente sólo hablo de la parte fea de la maternidad, pero es que creo que la parte bonita la vivimos todas y la contamos, nos enorgullecemos porque estamos haciendo las cosas bien. ¿Y cuándo las hacemos mal? También forma parte de nuestra maternidad. Y lo escribo porque muchas veces me gustaría leer historias tristes y feas en las que poderme sentir identificada. Y un poquito menos la mala de la película.

En mi caso estoy 24 horas con Manuel. Me encanta. Es como ser dos en uno, siempre juntos. Muchas personas me dicen que me separe de él algunas horas, pero es que no quiero. Y luego tenemos días malos y sin palabras me dicen ¿Ves? Tienes que separarte más a menudo de él. Pues no. Los días malos también los quiero para mi. Y para él. Nos estamos conociendo, sabiendo que nos molesta, que nos enfada. Porque nos queremos a morir, pero él en un futuro será una persona independiente, con su carácter, sus decisiones. Y sus enfados, claro. ¿Y qué hago esos días? ¿Lo echo de casa?

Ayer fue un día de esos. Un día para olvidar. O no. Para recordar que hacemos mal y poderlo evitar. Y mejorar cada día un poquito.

¿Tienes tu también días feos? ¿Algún truco para la culpabilidad? ;)

16 comentarios en “Esos días…

  1. Días feos?? Y semanas también!!! A veces me siento desbordada, otras veces la peque demanda demasiado y no puedo hacer cosas que todavía tengo pendientes. A veces levanto la voz y le hablo mal y es cuando me doy cuenta de que tengo que para y respirar.
    Son momentos duros, pero no todo va a ser de color de rosa. Todas las mamis pasamos por momentos así.

    Saludos

  2. Anda que no!! Muchísimos. Creo que casi todos los días suelto “Hoy no es mi día” en algún momento. Pero no sólo por los peques que algún pollo al día montan porque son niños y es normal que les frustren las normas y límites. También por mi misma, por que no llego a los plazos del trabajo, porque no salen las cosas como había planeado, porque me corto cocinando, me equivoco en demasiadas cosas, se me ha olvidado una cita importante, no me cogen el teléfono en el médico… Como suelo decir “Quien hace las cosas es el que corre el riego de hacerlas mal, pero al menos las hace. El que no las hace nunca se equivocará ni le saldrán mal”. El caso es que a nosotras nos toca hacer, a veces, demasiadas cosas para una persona y, claro, no pretendamos que todo salga bien. Así como todos los días digo “Hoy no e mi día”, todos los días me alegro de tener la familia que tengo, los amigos que tengo, la buena salud en mi entorno, todas mis capacidades bien… En fin, una de cal y otra de arena ;)

    1. Claro, son días difíciles que nos los tenemos que tomar para mejorar. Siempre se puede hacer mejor, pero estoy segura de que siempre lo intentamos hacer perfecto. ¡Un abrazo!

  3. No hay días para olvidar, todo nos ayuda a crecer como personas y, en este caso, como madres. A mí me encanta que hables de estas cosas, porque es así y los días malos exiten. Y no, no te separes de Manuel. Yo tampoco tengo intención de separarme de Guillem y constantemente tengo que escuchar juicios como que no es normal que sólo quiera dormir con contacto físico o que duerma encima de mí sin que yo pueda moverme durante las noches, eso por no hablar de no dejarlo llorar (porque sigue habiendo gente que cree que es bueno dejar a los bebés llorando de vez en cuando). Hace unas semanas me molestaba que me lo dijeran, ahora sólo digo que estamos muy bien y el niño apenas llora y duerme y come muy bien, así que muy mal no lo estaré haciendo. He llegado a la conclusión que la gente que se mete donde no la llaman lo hace por envidia, envidia de no haberlo hecho ellos. En fin, lo dicho: los días malos van a estar ahí siempre y viene muy bien contarlo para desahogarse y también para que las demás sepamos que no sólo nos pasa a nosotras. Un beso enorme, cielo!

    1. Solo hay que ver como tratas a Guillem para darnos cuenta de lo bien que lo estás haciendo. Así que lo hagamos bien o regular, lo hacemos lo mejor que sabemos. Y ellos son felices, que es lo mejor y lo que cuenta :) ¡Un abrazo!

  4. Yo llevo 2 años y medio 24h con mi hijo, menos un par de veces que vino una amiga/niñera a entretenerle mientras yo hacía montones de tareas que se me iban acumulando, era una tortura ver como se me iban amontonando cosas, recados, etc y por otro lado también era una tortura ponerme a trabajar o hacer cosas y de no hacer caso al niño que llegaba a un punto de pedir brazos, cuando nunca ha sido de pedirlos. Darle de lado me hace sentir mar, acumular tareas me desborda y me estresa… Pero hay días que una se siente poderosa y cambia de actitud, a lo que llego he llegado, ea. (cuanto echo de menos a la niñera!!!! y mira que venía uno o dos ratos!!!)
    Ha sido y es un reto no haberle llevado a guardería, pero los días buenos y los menos buenos también los quiero, gracias por recordármelo!!! me han fortalecido, conozco mis límites, hemos aprendido mucho juntos, he desarrollado una paciencia infinita que ni me reconozco, desde luego que he crecido con mi hijo.
    Y sigo haciendo cosas que luego descubro que es mejor hacerlas de otro modo, pero los momentos malos al final una piensa, SIEMPRE UNA LECCIÓN, NUNCA UNA DERROTA.
    Tan solo… estás creciendo mamá

    1. Tienes todisima la razón :) Creo que no me conocía hasta que fui mamá. ¿Cuántas cosas hacemos ahora que antes eramos incapaces? Ternura infinita, paciencia al 200%… Aprendemos juntos, nos equivocamos juntos y somos felices juntos :) ¡Un abrazo!

  5. It’s thee best time tto make a feww plans forr the
    longger term andd it’s tije tto bbe happy. I have leaarn this put upp annd iff I may justt I
    wish tto recommend you feww fascnating thigs orr advice.
    Perhaps you coukd wriute subzequent articles relating too this article.

    I desire too learn even mpre issues aboht it!

  6. I have been browsing on-line more than three hours these days, yet I by no means discovered any fascinating article like yours.
    It is beautiful value enough for me. In my view, if all website owners and
    bloggers made excellent content material as you did, the web will probably be a
    lot more useful than ever before.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *