grupos de lactancia

Grupos de lactancia: mi tribu

La primera vez que escuché que existían los grupos de lactancia, no me vi reconocida en ellos. Me imaginaba a un montón de mujeres, con las tetis al aire y hablando a la vez. Y yo, otra cosa no, pero para mis tetis soy muy reservada. Así que sencillamente decidí que no asistiría. Ese pensamiento lo tuve en la primera visita con la comadrona; más adelante cambié completamente de opinión y ahora estoy encantada de formar parte de uno de esos grupos de lactancia.

Aunque llevaba varias semanas sin asistir por una u otra razón, ayer me dije que no podía dejar pasar más tiempo sin ir a ver a las madres y a los bebés. Porque sí, porque al principio vas con reservas, con un bebe de una o dos semanas y con miedo a hacer las cosas mal y que te miren peor. Pero no. Allí solo hay mujeres como tu y que han pasado por lo mismo que tu. Y luego ya simplemente quieres ir a ver como van los bebés, que te cuentan de nuevo las madres y para, orgullosa, enseñar a tu retoño.

Estando ayer allí, me acordé del tema de la tribu y de las opiniones que leí en ese momento. Y coincido totalmente con las chicas que me comentaron que al final una misma busca su tribu. Y me doy cuenta de que uno de esos grupos de lactancia que al principio no quería, se ha convertido en mi tribu. No hace falta que vaya cada semana, ni que hable con las chicas cada día, pero sé que los lunes, de 12:00 a 13:30 h. puedo encontrar un grupo de mujeres que me ayudarán si lo necesito.

GRUPOS DE LACTANCIA ¿PARA QUE SIRVEN?

  • Puedes encontrar respuestas sobre tu lactancia o de tu maternidad en general. Al final todas acabamos pasando por lo mismo.
  • Reforzar tu autoestima. Muchas veces no acabas de estar segura de si lo estás haciendo bien. Compartir momentos de duda hace que salgas más reforzada. 
  • Desahogarte. ¿Quién no se ha encontrado en un momento de “no puedo más“? Cuando llegas allí, te das cuenta de que nada es tan grave, que unas risas pueden hacer que todo pase.
  • Relajarte. Estás rodeada de mujeres, hablando de vuestros retoños (somos mono-temáticas, es así) y dando de comer a tu peque. Te relajas sí o sí.
  • Ayudar a otra madre. Cuando llegué por primera vez al grupo de lactancia, era todo nervios, con un bebé de 8 días y vestida aún con ropa premamá. Aunque aún llevo algunas prendas de premamá, ahora soy yo la que puedo ayudar, con mi humilde experiencia, a otra madre. 

Aunque esta es mi experiencia y es totalmente positiva, te animo a que acudas a algún grupo de lactancia de tu ciudad si aún no lo has hecho y ya verás que sacas algo bueno.

¿En tu ciudad hay grupos de lactancia? ¿Acudes a alguno? ¿Que te aporta acudir a estos grupos?

14 comentarios en “Grupos de lactancia: mi tribu

  1. Great blog! Do you have any hints for aspiring writers?
    I’m planning to start my own blog soon but I’m a little
    lost on everything. Would you suggest starting with a free platform like WordPress or go for a paid option? There are so many choices out there that I’m completely overwhelmed ..
    Any ideas? Cheers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *