Un parto no esperado

Mi parto – Primera parte

Tenía pendiente publicar esta entrada hace ya días, pero la verdad es que entre que me cuesta ponerme delante del ordenador y que no me quiero dejar nada… ¡pues aquí estoy! Casi tres semanas después… En fin, nunca es tarde si la dicha es buena. Voy a copiar a algunas compañeras blogueras y voy a explicar mi parto en dos partes, para no hacerme pesada (y para no dejarme detalle). Allá voy.

El día 27 decidimos Manu y yo irnos al chalet de los suegros a pasar el sábado/ domingo ya que yo me encontraba muy bien y estábamos algo aburridos de estar en casa. Casualmente, ese fin de semana no iban los padres de Manu, así que estaríamos los dos solos (más Cash). Teníamos ganas de estar tranquilos y disfrutar un poquito de las últimas semanas a solas. Ese día estaba de 37+5 y ningún síntoma, así que cogimos cuatro cosas (yo metí los papeles del embarazo por si acaso, como hacía últimamente) y nos fuimos. Esa tarde estuvimos jugando al billar, nos hinchamos a cenar guarrerías, vimos un programa cutre y luego una peli. Incluso llegué a decir que ese día seguro que no me ponía de parto, porque estaba más tranquila que nunca. Ja. Seguro.

A las cuatro de la mañana decidimos irnos a dormir y al ir al lavabo vi que había empezado a sangrar, así que cogimos el coche y a urgencias. Allí me dijeron que en realidad tenía infección de orina (como en todo mi embarazo) y que no estaba de parto seguro. Por si acaso, me hicieron un tacto para confirmar que, efectivamente, no estaba de parto. Cuando salí de urgencias no me podía mover debido al dolor, pero pensé que sería por el tacto, así que como pude me monté en el coche y para casa. Eran ya las seis de la mañana.

El viaje hasta casa fue duro. Me dolía mucho y no podía dejar de quejarme. ¡Pero aún no sabía lo que me esperaba! Cuando llegamos, yo ya no podía moverme del dolor. Manu insistía en que seguro que era por la infección, que me tomara una manzanilla y me relajara (esta anécdota la vamos a recordar durante mucho tiempo). Como no le hacía caso (no podía moverme, ni tumbarme, ni andar… ¡nada!) decidió que se iba a dormir…

Continuará…

¿Cómo fue tu inicio de parto? ¿Sabías que estabas de parto o te pasó como a mi? ¿Cómo intentabas pasar el dolor de las contracciones?

12 comentarios en “Mi parto – Primera parte

  1. Aish! Jajajajaj qué mala que eres!!! Nos vas a dejar con la intriga….a mi me costó mucho identificar las contracciones de parto porque nunca había tenido (ni dolorosas ni no dolorosas) así que al principio pensaba que tenía retortijones! :-)

    Y respecto al dolor…uff…qué malo es…yo intenté al principio controlar con la respiración, pero confieso que acabé gritando como una loca…jeje

    1. Lo de la respiración… ¡no había manera! Mira que yo iba en plan zen pero nada, en la contracción aguantaba la respiración y luego respiraba rápido ¡todo lo que no aconsejan, eso hacía! jiji ¡Un abrazo!

  2. Cuando empecé si que sabía que eran contracciones por que eran como dolores de regla fuertes( eso era lo que me habían dicho) pero también sabia que me faltaba mucho para dar a luz asi que esperé todo lo que pude para ir al hospital… como a ti también se me adelanto! Espero impaciente leer el resto! Besos!

    1. Pues yo no hubo manera, no sabía si eran contracciones o dolor por la infección (que es lo que me habían dicho en el hospital), así que un poco más y doy a luz sin darme cuenta jiji ¡Un abrazo!

  3. Queremos parte 2!!!11111
    Mi parto fue en la semana 39+3 y empezó un martes con la perdida de tapón mucoso y el miércoles por la noche con contracciones que iban a más hasta que a las 9 de la mañana cuando mi madre se llevo a la peque al cole nos fuimos a urgencias, pues ya las contracciones eran muy seguidas y al llegar y hacerme tacto ya estaba de 6 cm dilatada, por lo que ya me empezaron a preparar con la vía…y a sala de partos donde me pusieron la epidural y a las 13;10 llegaba mi pequeño al mundo, todo rápido y sin esperar su llegada ese día

    1. Me encanta tu positivismo, dices que rápido jiji ¡Que valiente! 6 cm… A mi cuando me dijeron 3 cm dije ¿¿¿solo??? ¿con estos dolores? Pero ya está aquí y soy tan feliz… ¡Un abrazo!

  4. Ay Arantxa, no nos dejes así! Ahora me siento un poco mal por haber contado mi parto en tres entradas en el blog, aunque no hice sufrir demasiado, creo que las publiqué en 3 días seguidos. Bueno, espero que la manzanilla fuese bien para las contracciones, jajaja. Besos

    1. La manzanilla divinamente jajaja ¡Manu es muy tranquilo! Aún soy buena, en solo dos partes jeje. El lunes sin falta, la segunda ;) ¡Un abrazo!

  5. Pues yo me di cuenta porque a las 3am me desperté con sensación de que se me escapaba el pis y al ponerme de pie, zas! Rompí aguas, de 37 semanas, sin dolores, me fui al hospital a las 4am y sobre las 5 noté dolorcitos de regla suavísimos, a las 9 en la habitación del hospo noté retorcijones y descomposición de vientre, ahí me dolían mas, fui a partos y cada vez mas seguidas y dolorosas, pero soportables, hasta las 12 q eran chungas, pero di a luz a las 12:30, así que sufrí poquito.
    Me muero de intriga, vas a poner hoy la segunda parte????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *