rutina con un bebé

Y tú ¿cómo te organizas?

Seguir una rutina para ti misma es importante, pero la rutina con un bebé es imprescindible para que el día vaya bien y seamos capaces de conseguir llegar al final del día con una sonrisa. A mi me costó mucho entender esto y hasta que establecimos una rutina pasaron algunos meses ¡de locura! Ahora puedo decir que ya casi tenemos una rutina diaria que ayuda al bebé a sentirse seguro y a mi a poder organizarme.

La rutina con un bebé es seguridad para el niño, saber que viene después es para ellos controlar la situación. Y es muy importante. Es normal que recién llegados a casa sea todo una locura, pero según pasan los meses es muy positivo que tanto el niño como los padres tengan una rutina establecida.

RUTINA CON UN BEBÉ

La rutina con Manuel no está siendo fácil. Es un niño con genio (intenso que decíamos hace unas semanas). Tiene sus propias opiniones de que quiere comer (teta, teta, teta), cuando dormir (nunca) y el tiempo que hay que pasar en la calle (¿pueden ser las 24 horas?). Así que llegar al punto en el que estamos ahora nos ha costado lo nuestro.

Manuel suele despertarse a las siete de la mañana, jugamos un par de horas, toma sus cereales y se duerme una horita y media. A medio día salimos a comprar-pasear-sentarnos en un parque, un poco de dibujos y comemos. Intentamos que duerma un rato (esto muchas veces es imposible) y a media tarde fruta y vuelta a la calle. Llegamos, baño y a dormir sobre las 21-22 horas. Durante el día le doy pecho cada dos horitas más o menos. 

El día que por lo que sea tenemos que cambiar esa rutina, todo se descontrola. Es increíble como se dan cuenta de todo. Si no salimos por la mañana… menudo día me espera. Si al contrario, tengo muchos recados y estamos mucho en la calle, más de lo mismo.

Tener una rutina con un bebé tiene muchísimas ventajas, pero también el inconveniente de que el niño sea de ideas fijas y el día que cambias, mal.

¿Tu tienes una rutina con tu bebé? ¿Cómo lo hacéis?

Los comentarios están cerrados.