rutina con un bebé

Y tú ¿cómo te organizas?

Seguir una rutina para ti misma es importante, pero la rutina con un bebé es imprescindible para que el día vaya bien y seamos capaces de conseguir llegar al final del día con una sonrisa. A mi me costó mucho entender esto y hasta que establecimos una rutina pasaron algunos meses ¡de locura! Ahora puedo decir que ya casi tenemos una rutina diaria que ayuda al bebé a sentirse seguro y a mi a poder organizarme.

La rutina con un bebé es seguridad para el niño, saber que viene después es para ellos controlar la situación. Y es muy importante. Es normal que recién llegados a casa sea todo una locura, pero según pasan los meses es muy positivo que tanto el niño como los padres tengan una rutina establecida.

RUTINA CON UN BEBÉ

La rutina con Manuel no está siendo fácil. Es un niño con genio (intenso que decíamos hace unas semanas). Tiene sus propias opiniones de que quiere comer (teta, teta, teta), cuando dormir (nunca) y el tiempo que hay que pasar en la calle (¿pueden ser las 24 horas?). Así que llegar al punto en el que estamos ahora nos ha costado lo nuestro.

Manuel suele despertarse a las siete de la mañana, jugamos un par de horas, toma sus cereales y se duerme una horita y media. A medio día salimos a comprar-pasear-sentarnos en un parque, un poco de dibujos y comemos. Intentamos que duerma un rato (esto muchas veces es imposible) y a media tarde fruta y vuelta a la calle. Llegamos, baño y a dormir sobre las 21-22 horas. Durante el día le doy pecho cada dos horitas más o menos. 

El día que por lo que sea tenemos que cambiar esa rutina, todo se descontrola. Es increíble como se dan cuenta de todo. Si no salimos por la mañana… menudo día me espera. Si al contrario, tengo muchos recados y estamos mucho en la calle, más de lo mismo.

Tener una rutina con un bebé tiene muchísimas ventajas, pero también el inconveniente de que el niño sea de ideas fijas y el día que cambias, mal.

¿Tu tienes una rutina con tu bebé? ¿Cómo lo hacéis?

6 comentarios en “Y tú ¿cómo te organizas?

  1. Uffff… Guillem ya nota los cambios de rutina y es tan pequeño que ni me lo creo. Cuando salimos de la zona de confort o cambiamos de hora una siesta, después todo se descontrola y para dormirse necesita dos horas de teta, también lloriquea más. Así que me imagino que con un peque más mayor como Manuel, que ya se da cuenta de todo, tiene que ser “peor”.

  2. Pues hasta hace poco no tenía mucha rutina con él (tiene 2,5 años). O la teníamos pero realmente flexible.
    Se despertaba lo mismo a las 9 que a las 10. En las comidas era donde mas rutina tenía, aunque con horarios flexibles.
    A veces salíamos por la mañana, otras por la tarde o por la noche y muchas veces o no salíamos o estábamos todo el día fuera, la verdad es que iba CASI bien.
    Yo tardé mas que tú en darme cuenta de la necesidad de rutinas a la hora de dormir de noche, si no salíamos estaba menos cansado y tardaba en dormirse, por ejemplo, si de daba mucho trote por la mañana echaba siesta y luego se acostaba muy tarde, si el trote era por la tarde se dormía a las 8 de la tarde, a veces sin tiempo a darle de cenar….
    Y es ahora cuando intento que haya equilibrio, si tengo muchos recados que hacer intento hacerlos en dos días, dos mañanas, en vez de mañana y tarde de un solo día y la verdad, es que ha mejorado muchísimo la hora de irse a dormir.
    ¿Por qué no leería algo como lo que has escrito antes? jajaja, cuantas noches en vela con un monstruito saltarín me hubiera ahorrado.

    1. ¡Me alegro que igual mis palabras puedan ayudar! Yo sí creo que la rutina es muy necesaria, pero claro, somos personas adultas y no podemos llevar un horario súper estricto porque siempre hay imprevistos. Pero los días que hago horarios específicos, va de lujo. ¡Un abrazo!

  3. Nosotros intentamos mantener una rutina, todo depende del horario que tenga ese día…pero de normal se levanta o lo levanto a las 8 y a las 9 dejamos a la hermana en el cole, suele tomar teta, jugamos un rato, duerme y a las 12 le doy el puré, luego suele hacer otra mini siesta, a las 3 pide teta y a las 5 recogemos a la hermana en el cole y le doy la fruta en algún parque o paseamos. Normalmente a las 8 baño y otra vez teta o cereales si no se los he metido en la fruta y a las 9 y media o 10 duerme y se suele levantar por normal a las 12, 3 y 6 de la mañana a pedir teta, exceptuando algún día que me deja dormir algo más. Pero el día que lo descontrolo por alguna cosa ya la hemos liado.

    1. Pues tu horario me gusta también. Es más o menos como el mío. Esas siestas mañaneras y por la tarde son las que nos dan un respiro ¿verdad? Hoy se ha acostado súper pronto, a ver como va la noche… ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *