salas de lactancia

Salas de lactancia ¿Qué son?

Las salas de lactancia no significaban nada para mi hasta que tuve a Manuel y empecé a prestarles interés. Al principio pensé que no las iba a utilizar pero, sobre todo cuando voy sola y me da cosilla ponerme en un frío banco a darle el pecho, las utilizo. Aunque tengo que decir que su uso está muy limitado, ya que por ahora en Tarragona solo las he encontrado en el centro comercial Parc Central. Así que a partir de esta (pequeña) experiencia, te explico como son y para que sirven.

SALAS DE LACTANCIA – ¿PARA QUE SIRVEN?

Bueno, pues como su nombre indica, las salas de lactancia son unos espacios preparados para poder alimentar a tu bebé. Yo doy el pecho, pero si das el biberón también puedes acceder. La principal ventaja que tienen es la intimidad para poder estar con tu pequeño a solas. Además, si le das biberón, te puede resultar más fácil para poder calentar la leche. 

Mi experiencia con estas salas de lactancia es muy positiva. Aunque no sabía muy bien que me iba a encontrar, pensaba que sería un espacio frío. Y para nada es así. En el centro comercial que te explico existen dos salas y para poder acceder a estas tienes que llamar a un timbre. Desde control remoto te abren y se aseguran que tengas total intimidad.

¿Qué puedes encontrar dentro? En mi caso un lavabo para lavarte las manos, un cambiador y un microondas. Además tienes una mecedora/ sillón donde dar el pecho o el biberón de forma muy cómoda.

En principio, como te he comentado anteriormente, me pareció una experiencia muy positiva. Si tuviese que poner algún pero sería la temperatura de la habitación, ya que estaba demasiado alta (aunque más tarde supe que podías pedir que la regularan) y el volumen de la música, que era el mismo que en las tiendas y para mi gusto excesivo para ese momento intimo.

Creo que es un espacio que deberíamos poder encontrar más a menudo. Aunque también doy el pecho en la calle, no me importaría tener la posibilidad de amamantar en un sitio más tranquilo algunas veces, sobre todo cuando Manuel tiene el día revoltoso. 

¿Existen salas de lactancia en tu ciudad? ¿Las utilizas? ¿Crees que son necesarias?


¿Quieres recibir todo lo que escribo? ¡Dime tu correo!

Nada de spam ;)

8 comentarios en “Salas de lactancia ¿Qué son?

  1. A mi me encantan, sobre todo porque estás tranquila y el peque no se distrae. Las de ikea son muy bonitas aunque pequeñas, hay otras maravillosas y también alguna diminuta donde no estraba ni el carro y apestaba dentro a pañales sucios. Pero en general, las agradezco y a lad chungas no entro.

    1. Pues en breve tenemos pensado ir a Ikea, así que también las “probaré” a ver que tal. Me veo haciendo la ruta de las salas de lactancia jeje ¡Gracias por explicar tu experiencia! ¡Un abrazo!

  2. Yo he conocido varias a lo largo de los cuatro años y medio que he amamantado a mis hijas. Las de Ikea están muy bien, sobre todo si las comparas con las del Corte Inglés que parecen un zulo apestoso donde casi no te puedes ni revolver y mucho menos dar el pecho a gusto. En el centro comercial de la ciudad en la que vivo hay una estupenda, muy amplia, con luz tenue, cambiadores, microondas y tronas. Si se te ha olvidado un pañal o te hacen falta toallitas, las puedes pedir de manera gratuita. Está genial. También había una extraordinaria en un hotel spa a las afueras de Valladolid. Como comentaba Airel Pop, la bonitas las he usado y de las otras he huido sin mirar atrás!!!

    1. Pues aquí también tenemos Corte Inglés pero no las he tenido que utilizar (por ahora). Ya iré a chafardear algún día que esté por allí, a ver si es por regla general o solo algunos. ¡Tendrían que pasar todas un control de calidad! ¡Un abrazo y gracias por explicar tu experiencia!

  3. Donde vivo no encuentras salas de lactancia, ya que más bien estirando a pueblo grande, jaja pero si nos desplazamos a Barcelona ciudad algún centro comercial, si que las he utilizado y la verdad son fantásticas ya que tienes más tranquilidad. Yo de normal le doy donde me pille, si es en la calle en cualquier banco, o más de una vez en el coche…y cuando voy a comprar algún super me metido dentro del baño y sentada en el wc le dado.

    1. Al final te da igual donde. Ahora con las terrazas te puedes sentar en cualquiera de ellas y hala, a comer. Y además con una cervecita (0,0 por supuesto) :) ¡Un abrazo fuerte!

  4. Nunca las he usado. Sé que existen, pero es que cuando quiero dar el pecho a la enana, desde que era un bebé, me la pongo en la mochila, me saco la teta y listo. Ella misma con su cabecita la tapa y además siempre llevo un fular para taparme un poco más, por si entramos en una tienda.
    vi una, en el corte inglés. No me gustó nada, parecía un zulo, así que directamente salí de allí me la puse al pecho y listo. Nadie me dijo nada y seguí comprando tranquilamente.
    Sinceramente, no he tenido porqué utilizarlas y me ha dado igual darle el pecho en un sitio u otro. Pero me parece genial que existan, porque igual que a mi me daba igual llevarla en la mochila mientras ella comía, creo que otra madre se sentirá más tranquila y segura en la intimidad de una sala de lactancia. Eso sí, una sala acondicionada y en condiciones, no como la que vi yo, que era un auténtico desastre y encima olía mal.
    MUAS!

    1. Con la mochila es mucho más cómodo y fácil. Yo creo que además puedes darle en las tiendas sin problema. ¡O eso espero!
      Por lo que veo el Corte Inglés no cuida mucho estas instalaciones. Por suerte, no todos los centros comerciales son así ¡Un abrazo fuerte!

Responder a mamirecientecuenta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image