SE ME ESCAPA EL TIEMPO

Se me escapa el tiempo

Tengo la sensación de que se me escapa el tiempo. Me levanto, lucho durante todo el día para que salga lo que tengo pendiente y de repente, estoy acostando al niño y yo bostezando porque no puedo más. Es una sensación que llevo ya tiempo sintiéndola y que me hace sentir un poco perdida. ¿Dónde está mi tiempo? ¿Dónde están los minutos para mi? 

SE ME ESCAPA EL TIEMPO

Pues sí, desde que soy madre no tengo tiempo para mi. Hasta aquí nada extraño. Pero además de esto siento que los días pasan deprisa, que las horas no existen. ¿Qué hacía yo antes de ser madre? ¿Cuánto tiempo dedicaba a no hacer nada? Las palabras que más digo últimamente es ¡no tengo tiempo! Y aún así tengo que escuchar algunos comentarios como que no hago nada en todo el día. Cómo no trabajo fuera de casa… no trabajo.

Ya estoy mezclando churros con merinas. Voy a centrarme. Porque esto también es algo que me pasa últimamente. Empiezo con una cosa y acabo con otra totalmente diferente. No me centro, no me organizo. Por favor, dime que esto es algo que viene de regalo con la maternidad. Que es algo normal como quedarte con cuatro pelos en la cabeza, las tetis por las rodillas y una barriga de cuatro meses. 

Volvemos al tema ¿dónde está mi tiempo? Quiero hacer tantas cosas, tengo tantas empezadas. tan pocas acabadas. Esas duchas de dos minutos escuchando llorar al enano. Las cenas con Manuel en brazos, comiendo deprisa para que no se ponga nervioso. Los vídeo-tutoriales de Manos con alma grabados en mil veces para que quede algo bonito.

Es tan difícil ser madre. Esto no lo cuentan en las clases preparto. Ni te lo dicen las amigas que ya son madre. Nos callamos, es algo secundario. No es importante. Pero yo creo que sí, que es algo muy necesario. Nuestro tiempo. Que bien suena: mi tiempo. 

Dicen que todo esto que me está pasando, que nos pasa a todas las madres recientes, es algo del momento. Que en un futuro, en uno o dos años, esto cambia. Los bebés se convierten en niños, empiezan el cole, se vuelven más independientes. Manuel ya no me necesitará. Y me da pena. También me da pena que llegue un momento que tenga tiempo, que no tenga un bebé pegado al pecho, que no me necesite. 

Vivo momentos extraños, raros. Dicen que el postparto dura 40 días. Tengo la sensación de que yo llevo casi nueve meses de postparto…

¿Tu tampoco tienes tiempo? ¿Sientes que los días vuelan?

7 comentarios en “Se me escapa el tiempo

  1. en uno o dos años??? aixx, pues desde que me convertí en mamá han pasado 28 meses y tengo la misma sensación que tu. Solo que ahora priorizo e intento no subirme por las paredes!! jajajaja. Y es que es difícil, es difícil compaginar todo.

    ¿Cómo tengo tiempo para mi? Pues cuando me voy de cena por ahí con las amigas y la última fue ya hace casi 6 meses. Hasta en la pelu la tengo encima!! jajajajaja y haciendo mil cosas a la vez y lo que tu dices, cuando acaba el día piensas… pero donde se me ha ido el tiempo???

    MUAS!

    1. ¿28 meses ya la peque? Como pasa el tiempo… Y por lo que veo aún sigues igual que yo en este momento. Pues tendremos que aceptar que tenemos niños dependientes de nosotras, que nos quieren mucho y nos necesitan aún más. Me falta un grado (o varios) para llegar a tu nivel de paciencia jeje ¡Un abrazo fuerte!

  2. No eres ningún bicho raro y entiendo cada una de tus palabras. Tengo un bebé de edad similar al tuyo, por lo que te leo, igual de intensa que Manuel. Por si fuera poco, ambas llevando un blog personal e intentando emprender! Te parece que hacemos poco?! Yo creo que hacemos mucho. La semana pasada escribia en el blog sobre esto, la auto exigencia que a veces nos ponemos, nos ponen…como tú dices escuchamos comentarios sobre que no hacemos nada. Todo esto unido a que criamos solas y efectivamente no tenemos tiempo para nosotras. Hay q intentar valorar lo que hacemos, hasta donde lleguemos. Disfrutar del momento con nuestros bebés y apreciar cada cosa que hacemos. Que por chiquita que nos parezca seguro que es muy grande! Animo

    1. Eso es lo peor, cuando nos hacen ver que no hacemos nada y te quedas con cara de tonta. Porque hacemos mucho, muchísimo ¡Estamos criando a un bebé! En fin, paciencia y tiempo al tiempo. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *