colecho con el bebé

Dormir en familia o colecho

Hacer colecho con el bebé recién nacido no es fácil. Hace ya algunas semanas hablé del colecho con Manuel y ahora mismo no me reconozco en esas palabras. La verdad es que leo aquella entrada y me entra el mismo nerviosismo. Me gustaría volver atrás para decirme a mi misma ¡Tranquila, todo pasa! Y, por supuesto, mejora. Tengo que decir que el colecho está siendo una de las mejores partes de la maternidad y lo estoy disfrutando muchísimo.  Seguir leyendo “Dormir en familia o colecho”

colecho

Mi experiencia con el colecho I

El colecho era una buena opción en la teoría pero difícil de aplicar en la práctica. Hace más de un mes que Manuel llegó a casa y la hora de dormir sigue siendo un poco pesadilla. Sé que tengo mucha suerte porque dormimos algunas horas seguidas (el mejor día, 6 horas) pero también es verdad que cuando llegan las diez de la noche me entra un poco de nerviosismo pensando en si esta noche será buena o regular. O directamente mala. 

COMO ME IMAGINABA EL COLECHO Y COMO ES

Para mi el colecho se presentaba de forma muy sencilla; yo tenía mi cuna Next 2 me de Chicco y me imaginaba a mi bebé en la cuna, durmiendo plácidamente y yo mirándolo desde mi cama, con Manu durmiendo a mi lado y un halo de felicidad nos rodeaba a los tres. Pues no. Normalmente la situación es la siguiente: consigo dormir al pequeño a eso de las doce en nuestra cama, justo en medio, yo en un ladito para no chafarle y con la teti preparada para cuando empiece a pedir no tener que quitarme pijama y Manu muchas noches en el sofá. A eso de las cinco de la mañana, pido a Manu que venga a la cama, le doy una mini-toma al peque y ya lo intento meter en la cuna. Pero no duerme plácidamente, más bien se está quejando todo el rato. Y yo preocupada por si llora, por si se destapa o por si se pega al lateral de la cuna (que es lo que hace últimamente).

Hasta ahora esta está siendo mi experiencia con el colecho, pero no dudo que más adelante mejorará y nos acostumbraremos (los tres) a la nueva situación. Estoy deseando que Manuel tenga algunos meses más para poder estar con nosotros en la cama tranquilamente y sin temor a chafarlo. Y aquí vienen las críticas de todo mi alrededor: no lo metas en la cama, se va a acostumbrar, a ver si va a pasar algo, eso no es sano… Y me entran ganas de preguntar al aire si antes cada familia podía permitirse una habitación por hijo, porque yo creo que el colecho (sin este mismo nombre) se ha practicado toda la vida y es ahora cuando andamos con más prejuicios.

Y tu ¿prácticas colecho? ¿Te parece seguro o prefieres que el bebé duerma en su propia habitación? Si te gusta el colecho ¿también recibes críticas?