DÍAS PARA OLVIDAR

Esos días…

Esos días en que todo sale mal. El niño no come, no duerme, tu tienes fiebre y un catarrazo que no puedes con tu cuerpo. Levantas la voz, te arrepientes. Dices cosas feas, te arrepientes aún más. Pones esa voz que sabes que al peque no le gusta y en un momento de lucidez te dices a ti misma ¡para! Luego llega la noche, el peque durmiendo, tu acurrucada en el sofá, con una pena y una culpabilidad encima que pesan mucho. Demasiado. ¿Te suena esta escena?

Seguir leyendo “Esos días…”