el día que llegaste a casa

El día que llegaste a casa

Tengo la necesidad de escribir esta entrada. Estás creciendo, cambiando. Estamos cambiando. Ya casi no me acuerdo de las noches sin dormir. Eres un niño buenísimo para todo, pero sobre todo para dormir. Aunque suena feo que yo lo diga, desde el mes y medio duermo casi más que antes. Te acuestas sobre las diez de la noche y hasta las nueve de la mañana no se te escucha. Tomas teta un par de veces pero lo haces tan dormidito y tan a gusto que lo disfruto casi más que durante el día. Pero hoy no quiero hablar de esto. Quiero centrarme en lo que sentí cuando llegamos a casa. Cuando pasamos de ser dos a tres. 

Seguir leyendo “El día que llegaste a casa”

colecho con el bebé

Dormir en familia o colecho

Hacer colecho con el bebé recién nacido no es fácil. Hace ya algunas semanas hablé del colecho con Manuel y ahora mismo no me reconozco en esas palabras. La verdad es que leo aquella entrada y me entra el mismo nerviosismo. Me gustaría volver atrás para decirme a mi misma ¡Tranquila, todo pasa! Y, por supuesto, mejora. Tengo que decir que el colecho está siendo una de las mejores partes de la maternidad y lo estoy disfrutando muchísimo.  Seguir leyendo “Dormir en familia o colecho”

Ayuda con la lactancia materna

Ayuda con la lactancia materna

Cuando me quedé embarazada de Manuel, busqué ayuda con la lactancia materna. Tenía claro que quería darle pecho e hice todo lo que estaba en mi mano para que cuando llegara el momento poder hacerlo lo mejor posible. ¡Y lo conseguí! También tengo que decir que si finalmente no hubiese podido darle pecho, no habría pasado nada. Pues biberón y listo. Pero me alegro de haber encontrado blogs y webs que me han ayudado en todo este proceso. Estos son los cinco blogs/ páginas web que más me han ayudado (y me siguen ayudando) a conseguir mi propósito.

Seguir leyendo “Ayuda con la lactancia materna”

La decisión es mía

Anna, dejame criar a mi hijo como yo quiera

Se dice que en un blog no se puede hablar ni de religión ni de política. Y no voy a hablar de política porque ni yo misma sé muy bien como funciona el mundo, pero sí sobre un titular que ha dado Anna Gabriel (me da igual del partido político que sea) que ha dicho exactamente que le satisfaría la idea de “formar parte de un grupo de personas que decidiesen tener hijos e hijas en común, en colectivo.

Por lo poco que sé de esta señora, no tiene hijos. Esto se asemeja al hombre que dice que el parto no duele tanto, que es peor un dolor de muelas (esto es verídico, que me ha pasado). Por mucha educadora social que sea la señora, profesora y estudios que tenga, no sabes exactamente que vas a sentir hasta que tienes un hijo. Yo también era diferente antes de ser madre y ahora me doy cuenta de que defiendo a mi niño ante todo. Y sí, es mío. Mío y de mi pareja. Y punto.

Seguir leyendo “Anna, dejame criar a mi hijo como yo quiera”