cosas que no echo de menos de mi embarazo

5 cosas que no echo de menos de mi embarazo

Hay cosas que no echo de menos de mi embarazo. Aunque la verdad es que seguramente me quejé muchísimo durante mi embarazo, ahora lo recuerdo como una etapa bonita, esperando a mi bebé y con una barriga cómoda. Y esto no es así; sé que lo pasé muy mal con mi barrigón, que me cansaba mucho y se me hizo interminable. Pero de todo lo que recuerdo menos bueno (no diremos malo), destacaría estos cinco puntos.

COSAS QUE NO ECHO DE MENOS DE MI EMBARAZO

  • Mi barriga. No el hecho de tener a mi pequeño Manuel dentro (esto me encantaba), sino la barriga en si, la pesadez, lo que me costaba caminar con ella, subir escaleras o vestirme. Aún recuerdo lo que me costaba atarme los cordones o recoger algo del suelo. Parece imposible como se da de si la chicha de la barriga, pero sí, puede darse hasta que cabe dentro de ti un niño de 3 kilos (lo sé, no salió muy grande al final).
  • Mis ganas de comer. Disfruté muchísimo durante mi embarazo comiendo, pero realmente se hacía pesado estar pensando constantemente en comida, en dulce o ir al super y no poder parar de meter guarrerías en el carro. Mis 18 kilos no fueron de hinchazón o retención de líquidos; claramente, fueron de comer.
  • El miedo. Desde el momento en que me dijeron que estaba embarazada, me entró el miedo. Ese miedo irracional a todo. Si eres una embarazada primeriza sabrás de que hablo; miedo a notar mucho al bebé, a no notarlo, a dormir mucho o poco, a hacerme pruebas muy seguidas o no hacérmelas… En fin, que no echo para nada de menos ese sentimiento.
  • Mi pelo. A todas las embarazadas se les pone una melena genial ¿no? Pues no, a mi no. El pelo se me caía a mechones, una cosa increíble. Tengo que decir que me saldrían a la misma vez porque nunca me quedé calva, pero la sensación de perder esa cantidad de pelo no era nada agradable.
  • Las opiniones sobre embarazos en general y sobre el mio en particular. De esto tengo que escribir un post (o dos, o tres…) porque ahora han cambiado las opiniones sobre mi embarazo a mi maternidad, pero si a las opiniones le unimos el miedo irracional… ¡Te vuelves loca! He escuchado de todo y han opinado sobre cada movimiento… 

Estas son mis cinco cosas que no echo de menos de mi embarazo, pero estoy segura de que iré recordando muchas más. También recuerdo puntos muy muy buenos de mi embarazo (cuando me dieron la noticia, el momento de decirselo a Manu, las pataditas de Manuel, la primera vez que le vimos, el sonido de su corazón…).

¿Que no echas de menos de tu embarazo? ¿Crees que con el paso del tiempo solo recordamos lo bueno? 

entrevista-nosoyunadramamamá- familia numerosa

Hoy hablamos de FAMILIA NUMEROSA (2)

Repetimos un domingo más hablando de familia numerosa. Esta vez con Carmen, de No soy una drama mamá. ¿Quién no conoce su blog? Periodista de profesión, ha dejado (de momento) aparcada su profesión para cuidar de sus tres pequeños. Te dejo con ella. 

1. Carmen, descríbeme en tres palabras tu vida como madre.

Ajetreada, divertida y feliz.

2. Explícanos el secreto; tienes un blog de éxito y familia numerosa ¿Cómo lo haces?

Definitivamente, durmiendo menos. Mira que tengo tres niños que duermen entre 10 y 12 horas todas las noches y voy yo y me meto en este lío del blog para acostarme de madrugada. Al final, he renunciado a mi rato de sofá y tele o lectura y a irme pronto a la cama.

3. Explicas en tu blog que con el nacimiento de tu tercer hijo decidiste dejar aparcada tu carrera profesional para cuidar de tu familia ¿Te costó tomar esta decisión?

En realidad he aparcado algunas propuestas de empleos que no me permitían ver a mis hijos, pero ya me ocurrió cuando tenía sólo dos hijos. Si me saliese un trabajo como el que tuve durante varios años como presentadora o colaboradora, ahí sí que no tendría problema en retomar mi profesión. Aunque en el fondo, sigo ejerciendo como periodista a través del blog y de mis colaboraciones con otros medios. Y ambas cosas me generan ingresos, aunque no son como un sueldo al uso.

4. ¿Qué es lo más complicado de ser madre de tres pequeños que se llevan tan poquito?

Resolver los conflictos entre hermanos. Y eso que, por ahora, el peque está al margen. Pero las discusiones entre hermanos, siendo pequeños y con uno de ellos en una edad en la que le cuesta razonar, es lo más complicado y es lo que puede hacer perder la paciencia.

5. Ahora lo bueno ¿y lo mejor de tener tres chicos con tan poquita diferencia de edad?

Los mayores, al igual que discuten, juegan mucho y ya no necesitan tanto a los mayores para sus juegos. Al final, la realidad es que los niños se divierten más con niños y un hermano te acompaña a todas partes. Además, cuanto menos tiempo se llevan, coinciden en muchas más cosas a la hora de hacer actividades, planes…

6. Os queda la niña ¿Os atrevéis tu pareja y tú a seguir aumentando la familia en un futuro o tres es un número perfecto?

A mí me gustaría, pero hay que hacer números porque cuatro ya son palabras mayores. Pero por ganas, yo ya estaría en ello. Eso sí, no por buscar la niña, sino porque me gustan las familias grandes y disfruto de esto, lo de tener una niña no me quita el sueño..

7. Y ya por último, algún consejo que creas imprescindible para todas las mamis que están a punto de convertirse en valientes con familia numerosa.

En realidad, no hacen falta muchos consejos porque todo va surgiendo sobre la marcha y ya sabemos todos que, cuanto más tienes que hacer, más haces y más eficiente eres. Yo noté mucho el cambio de dos a tres porque al final, hay dos adultos para tres niños.

Mi consejo en general es que hay que vivir la maternidad como algo positivo y seguir tu instinto, olvidarse de libros y opiniones.

Que si quieres coger al niño en brazos, lo cojas; que si duermes mejor con el niño en la cama o descansas mejor si está en otra habitación, que lo hagas… El bebé tiene que estar bien pero las madres también. Esta es una experiencia que no conviene vivir con ansiedad ni con angustia. Si estás cansada, delega. Y si hace falta, date un capricho. Tu estado de ánimo es lo primero que percibe tu hijo.


¿De verdad ninguna entrevistada me va a decir el secreto de sacar una familia numerosa adelante? Carmen transmite una sensación de felicidad que dan ganas de ponerse a tener un montón de niños ¿verdad? Seguro que no es fácil, pero por sus palabras, vale la pena. ¡Gracias Carmen, por dejar tu huella en el blog!

¿Que te ha parecido la entrevista? ¿Tu también decidiste aparcar tu carrera profesional por tu familia? ¿Te animan este tipo de experiencias a querer augmentar la familia?

Si quieres leer el resto de entrevistas maternales, aquí tienes el resumen. 

Emociones en el embarazo

Embarazo físico o emocional

En el embarazo sufrimos muchos cambios y hay personas que son más sensibles y otras menos. También se puede ver como que hay personas que se toman las cosas de una manera más positiva o más negativa. O que saben controlar sus sentimientos; y no lo digo como algo positivo, los sentimientos tienen que salir siempre fuera. Pero si estás cerca de una embarazada o eres tu misma la embarazada, te habrás dado cuenta de que las hormonas nos juegan malas pasadas y puedes reír, llorar y sentirte la más feliz del mundo en cuestión de minutos.

Seguir leyendo “Embarazo físico o emocional”

entrevistas-maternas-paternidad-maternidad-embarazo-experiencias-entrevistas

Entrevistas maternas

Cuando empecé con la idea de Nannymoon, una de mis mayores inquietudes era poder investigar y saber un poquito más de la maternidad de otras mujeres. Tenía (y tengo) muchas ganas de saber como han sido los primeros días del nuevo miembro de la familia en casa, como esa madre ha podido superar un duro momento o saber si vivir con familia numerosa es pase directo para volverte loca (un poco más ;) )

Seguir leyendo “Entrevistas maternas”