lactancia materna exclusiva

Lactancia materna exclusiva – El fin

Hoy Manuel cumple cinco meses. Y elegimos este día para dar fin a nuestra lactancia materna exclusiva. Me da pena (mucha muchísima) que llegue este día. Quería aguantar hasta los seis meses, lo que recomienda la OMS para sentir que he cumplido, que lo estoy haciendo bien. Pero creo que no, que aquí me apeo, que no es un adiós sino un seguimos, pero con un poquito de ayuda. Los motivos son más que suficientes.

Seguir leyendo “Lactancia materna exclusiva – El fin”

el día que llegaste a casa

El día que llegaste a casa

Tengo la necesidad de escribir esta entrada. Estás creciendo, cambiando. Estamos cambiando. Ya casi no me acuerdo de las noches sin dormir. Eres un niño buenísimo para todo, pero sobre todo para dormir. Aunque suena feo que yo lo diga, desde el mes y medio duermo casi más que antes. Te acuestas sobre las diez de la noche y hasta las nueve de la mañana no se te escucha. Tomas teta un par de veces pero lo haces tan dormidito y tan a gusto que lo disfruto casi más que durante el día. Pero hoy no quiero hablar de esto. Quiero centrarme en lo que sentí cuando llegamos a casa. Cuando pasamos de ser dos a tres. 

Seguir leyendo “El día que llegaste a casa”

costra láctea

Costra láctea ¿Qué hacemos?

La costra láctea es una pesadilla. O por lo menos para mi lo es. Aunque ahora ya está desapareciendo (o más bien la estoy haciendo desaparecer yo), Manuel ha llegado a tener hasta en las cejas, mofletes… Yo pensaba que esto no era posible, que la costra solo aparecía en la cabeza. Desde luego no estaba bien informada. Aunque suele ser estéticamente feo y un poco molesto, en principio no tiene porque picar ni traer mayores problemas. Hoy te explico que he hecho yo con la costra láctea y como he conseguido que (casi) desaparezca.

Seguir leyendo “Costra láctea ¿Qué hacemos?”

colecho con el bebé

Dormir en familia o colecho

Hacer colecho con el bebé recién nacido no es fácil. Hace ya algunas semanas hablé del colecho con Manuel y ahora mismo no me reconozco en esas palabras. La verdad es que leo aquella entrada y me entra el mismo nerviosismo. Me gustaría volver atrás para decirme a mi misma ¡Tranquila, todo pasa! Y, por supuesto, mejora. Tengo que decir que el colecho está siendo una de las mejores partes de la maternidad y lo estoy disfrutando muchísimo.  Seguir leyendo “Dormir en familia o colecho”